G20 2018 logo

El Consejo Superior de la Universidad Nacional del Comahue, reunido el 8 de noviembre de 2018, declaró:

“La Universidad Nacional del Comahue expresa su rechazo a la realización de la decimotercera Cumbre del G20 en Buenos Aires. Los países que lo integran representan el 85% del PBI global, dos tercios de la población mundial y 75% del comercio internacional y en estas reuniones deciden las políticas a imponer en nuestra región y el mundo, obedeciendo a intereses económicos concentrados y ligados al sistema financiero global, cuya implementación provoca las crisis económicas, sociales, políticas y ambientales a las que se ven sometidas las mayorías populares. El reciente acuerdo del gobierno nacional con el FMI es una expresión que refleja los objetivos del G20 para la Argentina y el mundo. Como fiel representante de estos intereses, el gobierno del presidente Mauricio Macri, que ha impuesto un enorme ajuste presupuestario en áreas como Salud, Ciencia y Técnica, Educación, Servicios Sociales, Viviendas, llamó a dos licitaciones para la organización del encuentro por un total de casi $1.500 millones. Las cifras son equivalentes a la diferencia entre el presupuesto necesario para un buen funcionamiento de la Universidad del Comahue y el efectivamente asignado para el 2019. Parte de los gastos para la reunión serán destinados a un enorme dispositivo de seguridad que apuntará a disuadir de las protestas a la gente, con más de 20.000 efectivos y las fuerzas armadas vigilando el espacio aéreo. Este despliegue ya generó la reacción de organismos de derechos humanos como el CELS y Correpi, que ven señales preocupantes de "militarización" de la seguridad interior, junto con la "criminalización" de la protesta social, vinculadas al encuentro.

Nuestra Universidad promueve un mundo en paz, sin fronteras cerradas ni muros que significan más discriminación. Trabajamos por la independencia de nuestras naciones y por el cese del endeudamiento que compromete el presente y el futuro de los y las jóvenes. Reafirmamos la necesidad de contar con más educación y salud pública, empleo registrado, respeto por los derechos humanos, por la naturaleza y con una distribución más equitativa de la riqueza. En definitiva, un mundo que funcione con una lógica contraria a la impuesta por los líderes del G20. Rechazamos las políticas del G20. Repudiamos la presencia de sus representantes en nuestro país”.

Para ver la declaración Nº0014/2018: