De la Universidad Federal de Grande Dourados a la Facultad de Ingeniería

Transcribimos texto enviado por Elvira:

"Hola, soy Elvira, tengo 24 años y vine de Brasil para estudiar en la Universidad Nacional del Comahue de Neuquén. Yo vivo en Mato Grosso do Sul, no hay playa y no es cerca de Amazonia, jaja. Estudio ingeniería mecánica en la Universidad Federal de Grande Dourados-UFGD.

Confieso que nunca había oído hablar de Neuquén antes. Encontré a través del sitio web de mi universidad que abrió un anuncio de movilidad académica para Argentina, las opciones eran Bariloche o Neuquén. Realicé esa búsqueda en Google y por supuesto me entusiasmó ir porque Google muestra imagenes increibles de toda la provincia. Y así es como me inscribí para movilidad.

Llegué a Neuquén en febrero, por lo general digo que llegué llorando y volví llorando. Mi primera impresión de la ciudad no fue la mejor, es todo muy diferente de lo que estaba acostumbrada, el clima, la vegetación. Pero todo en la vida es cuestión de ángulos, para el segundo día todo estaba más hermoso.

Fui unas semanas antes de que empezaran las clases, para conocer la ciudad, la universidad y encontrar un lugar para alquilar. Tuve mucha suerte, porque en dos días encontré la residencia de la señora Irma, ella tiene una casa para chicas, que queda muy cerca de la universidad, allí hice mis primeras amistades, lo cual fue muy importante para mí.

Las clases finalmente comenzaron y conocí a más personas y tuve la oportunidad de elegir las materias que me gustaría hacer. Aah, olvidé comentar que antes de irme tomé tres meses de clases de español, lo cual fue suficiente para poder comunicarme y entender un poco las clases. COMAHUE te exige mucho, la forma de evaluacion es muy distinto de mi universidad, pero nada que unas horas de estudio y buenos amigos para ayudarte no puedan resolver.

Elegí tres asignaturas para estudiar, traté de aprovechar al máximo que pude la universidad, participando en visitas técnicas, haciendo una pasantía en la universidad, charlas, literalmente todo lo que pude. Académicamente fue una experiencia increíble.

Ahora hablemos del tiempo libre, Neuquén es una ciudad mucho más grande que la mía, así que lo disfruté mucho. Tiene algunas opciones de balada y muchas opciones de cervecería artesanal. Al principio fue difícil acostumbrarse a salir a las 4 de la mañana para ir a bailar, pero al final incluso pude cantar las canciones del boliche.

Siempre que pudía, disfrutaba conociendo hermosos lugares en Argentina. Además de Bariloche en el verano y las ciudades cercanas a Neuquén, fui a Mendoza, Buenos Aires, Primeros Pinos y por último, pero no menos importante Zapala que es una pequeña ciudad en el interior de la provincia de Neuquén, la mayoría de las chicas de la residencia vivian allí y me invitaron a pasar Pascuas con ellas y fui, mientras todos los de la universidad se reían de mí porque iba a Zapala. Ahí es donde tuve las mejores experiencias culturales porque tuve la oportunidad de conocer a la familia argentina, comer comida buena de las madres jaja, fui a una fiesta campera, conocí a la famosa gineteada, comí locro y por supuesto mucha empanada.

Fui muy bien recibida en Neuquén. La ciudad es hermosa, con muchos parques, bares y heladerías (creo que probé casi todos).

Estoy muy agradecida a todas las personas que me ayudaron, a mis profes por su paciencia y dedicación y a todas las personas que conocí. Fue hermoso. Si tienes la oportunidad de intercambiar, ¡hazlo! Lo difícil es volver a casa de la misma manera".

 

           

 

                   

 

Más experiencias



Contactanos

Puede contactarse telefónicamente al +54 299 449 -0310



Thank You ! Your email has been delivered.